En los últimos 10 años, en España ha habido un aumento considerable en las peticiones de custodia compartida, pasando del 2% al 25%.

Desde el año 2005, cuando la figura de la custodia compartida apareció en el código civil español, los casos de peticiones han ido en aumento.

Cuando hablamos de custodia compartida, nos estamos refiriendo a que la residencia del niño se va a alternar entre el padre y la padre, pero no siempre será al 50%, sino que se repartirá como determine el juez.

Aunque este avance se muestra muy beneficiosos para todos, desde el año 2010, existen diferencias considerables entre las Comunidades Autónomas, esto hace que sea muy diferente pedir la custodia compartida en una provincia que en otra.

En este aspecto, es Cataluña, la que va por delante del resto teniendo una tasa de cerca del 40% de custodia compartida. Le siguen en iguales condiciones Baleares con un 38%. Otras Comunidades Autónomas con porcentajes elevados en este aspecto son Valencia, Aragón, Navarra o el País Vasco, éste último con un 26%.

Pero ¿Cuál es la diferencia entre estas comunidades Autónomas con las otras? Principalmente el hecho de que muchas de ellas legislaron la ley de custodia compartida ya que cada día aparecían más casos al respecto.

En la otra punta, se encuentran Extremadura, en donde tan sólo el 8% de las personas divorciadas accede a la custodia compartida así como también en orden Murcia, Andalucía, Galicia y Madrid.

Todo esto lo que demuestra es que para que exista una paridad en todas las provincias hace falta una ley nacional al respecto sobre la custodia compartida de los progenitores. A pesar de ello, es importante que los juristas estudien cada caso de forma particular y donde se asegure que el niño tenga un equilibrio garantizado.

Utilizamos cookies para asegurar que le ofrecemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si usted continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Ok