Los casos de divorcio aumentan día a día, no sólo en España sino que en todo el mundo. Lo mismo que la custodia compartida cuando se tienen niños en la pareja. Sin embargo, hay nuevos casos que están llamando la atención y es el hecho de contar con la custodia compartida de la mascota de la pareja.

Existen casos en donde la mascota se convierte en un miembro más de la familia, y al momento de la separación de la pareja, hace falta tomar medidas para que ninguno de los dos pierda ese contacto. Así es como ya existen casos en donde por orden judicial debe de haber una custodia compartida de la mascota, tratándola exactamente igual como si se tratara de un hijo.

Este procedimiento se lleva adelante en la justicia en los casos en donde no se llega a un acuerdo por otro lado, haciendo así que entonces cada parte de la pareja pueda disfrutar de la mascota por un tiempo determinado.

Pero España no es el único caso. En Portugal por ejemplo, desde el 1 de mayo, se consideran a las mascotas como personas jurídicas, un cambio que hace que se contemple también la custodia compartida en los animales domésticos cuando existe el divorcio en la pareja.

En España, el Observatorio de Justicia y Defensa Animal ha planteado la propuesta de que los animales dejen de ser considerados como seres semovientes y tengan una categoría especial en el Código Civil.

Para llegar a la custodia compartida de la mascota, el juez debe considerarlo como un bien mueble indivisible, haciendo así que cada miembro de la pareja disfrute por períodos iguales de tiempo de la mascota.

Utilizamos cookies para asegurar que le ofrecemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si usted continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Ok