Mucho se habla sobre la reforma laboral que se quiere realizar para el próximo año, pero la realidad es que esta nueva reforma a implementar parece no querer cubrir ni mejorar las condiciones que se siguen viviendo hoy en día. Es por se motivo que expertos juristas en el ámbito laboral español se han reunido con el fin de observar cuáles son las mejores que se deben realizar y así dar recomendaciones sobre lo mismo.

Este grupo de reflexión debate se organizó en base a la Fundación para la Investigación sobre el Derecho y la Empresa llamada FIDE. Allí, fueron varios los especialistas en derecho laboral que se reunieron para debatir, todos ellos liderados y gestionados por María Emilia Casas, la expresidenta del Tribunal Constitucional.

La contratación, la negociación colectiva, la felxibilidad interna, el despido y la representación de los trabajadores en la empresa fueron las materias que fueron objeto de análisis en dicho foro.

En base a esta reunión es que aparecieron 55 conclusiones y recomendaciones diferentes con el fin de poder dar estabilidad al mercado laboral en España.

El Grupo FIDE propone un pacto político transversal para que la legislación laboral no cambie cada vez que se produce un cambio de color en el Gobierno.

Una de las conclusiones a las que se llegan es que es necesario incorporar a la legislación laboral fórmulas efectivas y eficaces de control y disuasión del uso indebido de la contratación temporal.

Entienden que deben fijarse indemnizaciones disuasorias y sanciones para los supuestos en que la contratación temporal no se encuentre justificada.

También indica la necesidad de que la nueva reforma tenga en cuenta la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que determina que la finalización de los contratos temporales debe ser indemnizada como si de un despido objetivo se tratase.

Por cuanto hace referencia al despido, se hace hincapié en la necesidad de evitar el uso del despido disciplinario para ajustar el volumen de empleo, adoptando medidas indemnizatorias o sancionadoras en caso de inexistencia de causa).

También se solicita que se clarifiquen muy bien cuáles son los supuestos que pueden dar nulidad a un despido más allá de los propios despidos discriminatorios y lesivos.

Por supuesto que las 55 conclusiones que se han obtenido del debate, tocan todos los puntos, pero a rasgos generales, exige que haya un nuevo marco regulatorio en el ámbito laboral español que ayude de esta forma a tener mayor eficacia y mayor estabilidad en todo el país en donde tanto el sector político, económico como social esté alineado en el mismo objetivo a largo plazo.

Utilizamos cookies para asegurar que le ofrecemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si usted continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Ok