Impugnaciones de actas de infracción

Una vez finalizadas las actuaciones de Inspección de Trabajo, el Inspector o Subinspector actuante, puede levantar acta de infracción y, en su caso, acta de liquidación.

Se levantará acta de infracción cuando el Inspector o Subinspector actuante aprecié una infracción prevista en la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social (LISOS) y se levantará un acta de liquidación cuando se aprecie una falta de cotización o una cotización inferior a lo debido por parte de la empresa obligada a ello.

El acta de infracción es el primer paso de un expediente administrativo sancionador. Una vez notificada el acta de infracción, la empresa tendrá plazo de 15 días para presentar alegaciones frente a la misma.

Si el expediente sancionador finaliza con la imposición de una sanción a la empresa, ésta podrá impugnarla interponiendo demanda ante los Juzgados de lo Social en el plazo de 2 meses desde la comunicación de la resolución sancionadora.