Desde Bufete Jurídico Jover queremos condenar la desproporcionada e injustificada violencia policial ejercida por la Guardia Civil y la Policía Nacional contra los ciudadanos catalanes que quisieron votar en el referéndum del 1-O.

En un Estado Social y Democrático de Derecho el uso de la fuerza policial frente a personas desarmadas no tiene ninguna justificación, más si dicha fuerza se ejerce de una forma totalmente desproporcionada.

Recordamos que el artículo 5.2.c) de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad establece el principio de proporcionalidad como uno de los principios básicos de actuación de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

No podemos defender que las actuaciones policiales llevadas a cabo en Cataluña por Guardia Civil y Policía Nacional hayan sido proporcionales, pues se han realizado frente a personas desarmadas que pretendían votar de forma pacífica.

Se han registrado un total de 893 heridos, dos de ellos graves. Se han utilizado pelotas de goma y gases lacrimógenos contra individuos que no estaban realizando ningún acto violento, sino que estaban votando pacíficamente.

Se ha ejercido la fuerza policial indiscriminadamente frente a personas mayores registrándose imágenes que deberían avergonzar a cualquier defensor del Estado de Derecho.

En una sociedad democrática se debería respetar las ideas de los demás, aunque no se compartan, y se debería condenar la violencia, venga de donde venga.

Como ha dicho la Comisión de la Unión Europea esta mañana, «la violencia no puede ser nunca un instrumento en política».

 

Utilizamos cookies para asegurar que le ofrecemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si usted continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Ok