Derecho Mercantil

Abogados especialistas en
Derecho Mercantil en Barcelona





    He leído y acepto la Política de Privacidad

    El Derecho Mercantil es la rama del Derecho que tiene por objeto la regulación de las relaciones empresariales y comerciales. Es decir, sería el conjunto de leyes y normas jurídicas que desarrolla el estatuto del empresario y la actividad que éste desarrolla en el mercado.

    Regula, por tanto, cuestiones tan importantes como la constitución e inscripción de la sociedades mercantiles, dentro de las cuales se encuentran la sociedades de capital (sociedad de responsabilidad limitada y sociedades anónimas), el funcionamiento de estas sociedades, la responsabilidad de los administradores sociales, la celebración de contratos mercantiles, los derechos de propiedad intelectual e industrial, el contrato de seguro, las condiciones generales de contratación o los procedimientos concursales en caso de insolvencia empresarial.

    Despacho de abogados de derecho mercantil

    Para cualquier empresa que desee ser competitiva es necesario contar con un asesoramiento especializado en Derecho Mercantil, pues difícilmente se puede competir en un juego en el que no se conocen las reglas.

    Si usted desea emprender o precisa de asesoramiento legal para su empresa, Bufete Jurídico Jover cuenta con una dilatada experiencia en el asesoramiento de pymes y de grandes empresas en contratación mercantil, Derecho Societario o Derecho Concursal.

    Con nuestra ayuda podrá hacer frente a todos los retos con los que se pueda encontrar su empresa, pues pondremos a su disposición abogados especialistas en Derecho Mercantil.

    Derecho-Mercantil

    ¿Qué es un abogado mercantil?

    Un abogado mercantilista es un abogado especializado en derecho mercantil, esto es, en aquellas Leyes y normas jurídicas que regulan las relaciones empresariales y comerciales.

    Es fundamental que el profesional que le asesore en materia mercantil se encuentre suficientemente formado y especializado en Derecho Mercantil con una amplia experiencia en el asesoramiento empresarial.

    Ello le permitirá una mayor fiabilidad en las soluciones que ofrezca a sus problemas, la evitación de litigios con un asesoramiento preventivo eficaz y, en caso de ser necesario, una mejor defensa de sus intereses en juicio.

    Si usted es administrador social de su empresa es muy importante, que confíe su asesoramiento en materia mercantil a un abogado con suficiente formación y experiencia a fin de evitar importantes consecuencias negativas para su empresa o incluso para su patrimonio personal.

    ¿Cómo elegir un buen abogado especialista en Derecho Mercantil?

    A la hora de elegir un buen abogado mercantil es importante decidirse por un profesional bien preparado y que esté especializado en alguna o en varias de las funciones empresariales o societarias.

    Así, es importante que sepa asesorar ajustándose siempre al marco legal en materia empresarial y comercial y que también tenga experiencia en la negociación y redacción de todo tipo de contratos, en el asesoramiento y preparación de Consejos de Administración de Sociedades y Juntas de accionistas, además saber manejarse en procesos de concursos de acreedores y refinanciaciones. Una excelente formación y una sólida experiencia serán pues dos de los requisitos básicos a considerar a la hora de decidirse por un abogado mercantil para nuestra empresa.

    ¿Qué labores desempeña un abogado mercantil?

    Como hemos visto, un abogado mercantil ejerce una multitud de labores, siendo básica su presencia en los siguientes trámites:

    • Constitución de sociedades.
    • Modificaciones en la disposición, características o en el ordenamiento de la sociedad, esto es, cambios como ampliaciones de capital, traslados de domicilio o cualquier modificación que afecte a los estatutos.
    • Asesoramiento a administradores y consejeros en todos los procesos.
    • Mediador en conflictos entre socios.
    • Elaboración y negociación de contratos.
    • Regulación de acuerdos entre socios.
    • Gestión de los impagos.
    • Compras y ventas, así como la venta de la propia empresa.
    • Problemas con la propiedad industrial e intelectual.
    • Fusiones, escisiones, adquisiciones, así como restructuraciones de la empresa.
    • Reclamación de deudas.
    • Defensa en procesos judiciales.
    • Unas gestiones que solo podrá llevar a cabo con eficacia y éxito un equipo de abogados mercantiles con una sólida formación y experiencia.

    Llámanos y solicita información sin compromiso.

    ¿En qué puede ayudar Bufete Jurídico Jover a su empresa?

    En Bufete Jurídico Jover podrá encontrar a los mejores expertos en Derecho Mercantil y societario.

    Contamos con un excelente equipo integrado por abogados especializados en Derecho Mercantil y con una amplia experiencia, a los que se suma una extensa red de colaboradores.

    Nuestros años de experiencia en Derecho Mercantil nos han consolidado como referentes dentro del mundo de la abogacía y la empresa, siendo numerosas las compañías que han confiado en nosotros para asesorarles y defenderles ante cualquier contingencia legal y/o judicial.

    Actualmente nuestro equipo de abogados mercantilistas puede ofrecerle el mejor servicio en las siguientes materias:

    1. Derecho societario:

    Desde Bufete Jurídico Jover podemos prestarle un asesoramiento integral en derecho societario, durante todo el ciclo vital de la sociedad, desde la constitución de la misma hasta su extinción. De esta manera, prestamos nuestro asesoramiento y apoyo profesional en los siguientes aspectos de la vida societaria:
    • Constitución de sociedades: no actuamos como un mero gestor, proponiendo unos estatutos sociales estándar, acompañando a los socios fundadores al notario e instando el registro de la nueva sociedad en el Registro Mercantil, sino que, tras reunirnos con nuestros clientes, analizamos cuales son sus necesidades y en virtud de estas proponemos soluciones, proponiendo la redacción más adecuada de los estatutos sociales y, en su caso, de pactos para sociales entre socios o incluso protocolos de empresa familiar, adelantándonos de esta manera a futuros conflictos que pueden amenazar con una paralización de los órganos sociales y la consecuente liquidación de la sociedad.
    • Modificación de estatutos sociales y reglamentos internos.
    • Ampliación y reducción del capital social.
    • Compraventa de acciones o participaciones sociales: realizamos un análisis del régimen de transmisibilidad de las acciones, asistimos a nuestro cliente a la negociación y fijación de las condiciones de compraventas y asistimos en todos los trámites necesarios para que dicha transmisión se lleve a efecto.
    • Operaciones societarias: intervenimos en operaciones de fusión, absorción o escisión, así como cesiones de activos o pasivos de la sociedad.
    • Negociación de pactos entre socios.
    • Elaboración de un protocolo familiar: consiste en una acuerdo suscrito por los socios de la empresa entre sí o con terceros con los que guardan vínculos familiares que recoge una serie de normas a los que se someten de mutuo acuerdo todos los miembros de la familia a fin de regular las relaciones entre familia, propiedad y empresa.
    • Asesoramiento en cuestiones como la composición de los órganos de administración, los sistemas de retribución de los administradores, las normas en materia de reparto de dividendos.
    • Emisión de bonos u obligaciones.

    2. Contratación mercantil.

    En el tráfico mercantil se celebran multitud de actos de comercio sencillos, sin gran complejidad, que en multitud de ocasiones son documentados de una manera simple y ágil: un pedido, un albarán de entrega y una factura.
    En otras ocasiones, sin embargo, las obligaciones que se establecen en el tráfico mercantil requieren de una mayor regulación a través de contratos, anexos contractuales, enmiendas o condiciones generales de contratación y sus cláusulas particulares.
    Nuestro equipo de abogados mercantilistas tiene una dilatada experiencia en la revisión, negociación y redacción de todo tipo de documentos contractuales.
    En algunas ocasiones nuestro cliente nos pasa un contrato o unas condiciones generales con las que viene trabajando, en cuyo caso analizamos el mismo y realizamos propuestas de mejora del mismo.
    En otras ocasiones, nuestro cliente nos pasa un contrato o unas condiciones generales que le ha pasado otra empresa con la que pretende contratar. En este caso, revisamos dicho documento contractual a conciencia, detectando los posibles peligros de su clausurado, alertando a nuestro cliente de las cláusulas que entendemos oscuras o abusivas, proponiendo alternativas y negociando con la otra parte la modificación de las cláusulas no pueden ser aceptadas.
    Puede darse también el caso de que nos toque redactar un contrato desde cero. En ese caso, nos reunimos con nuestro cliente y analizamos sus necesidades para dar soluciones a medida, llegando a un clausulado que se adecue a sus necesidades, negociando si es necesario con los abogados de la parte contraria.
    En esta materia es esencial contar con el asesoramiento de un abogado experto en contratación mercantil a fin de evitar que la redacción de un contrato dañe gravemente los intereses de nuestra empresa.

    3. Reclamación de deudas:

    Estamos especializados en la reclamación extrajudicial y judicial de las deudas comerciales, adaptando el procedimiento de reclamación a las circunstancias de cada caso.
    De esta manera, en un primer momento, intentamos recuperar la cantidad objeto de reclamación mediante una reclamación extrajudicial que se inicia con un burofax cuantificando la deuda y reclamando su pago, con advertencia del posible ejercicio de acciones legales.
    Cuando estamos ante situaciones de tracto sucesivo, un arrendamiento de vehículo, por ejemplo, debemos estudiar con nuestro cliente la posibilidad de resolver el contrato y recuperar el bien mueble arrendado, reclamando en su caso una indemnización de conformidad con lo dispuesto en el artículo 1.124 del Código Civil.
    En vía extrajudicial es posible conseguir llegar a un calendario de pagos en un reconocimiento de deuda que, de poder realizarse notarialmente, será directamente ejecutivo, lo que nos ahorrará la fase declarativa del procedimiento judicial, lo que supone un mínimo de un año.
    Si en vía extrajudicial no es posible obtener el pago de la deuda reclamada y, en su caso, de tratarse de un contrato de tracto sucesivo, la indemnización por incumplimiento de contrato.
    En función de las características de la deuda y del importe de la misma, podremos acudir a un procedimiento monitorio, a un cambiario o a un declarativo (juicio verbal o juicio ordinario).

    4. Derecho concursal:

    El concurso de acreedores es una herramienta que puede servir para la consecución de dos objetivos:
    1. Mantener la actividad de la empresa, suspendiendo el devengo de intereses de las deudas, evitando las ejecuciones contra el patrimonio empresarial, resolver determinados contratos y llegar a acuerdos con determinados acreedores en el que se aplacen las deudas existentes y/o se condone parte de las mismas (acuerdos de quita y/o espera).
    2. Conseguir una liquidación ordenada del activo empresarial, con cierre definitivo de la empresa.
    Dentro del concurso de dictaminará si existe responsabilidad de los administradores (concurso culpable) o no (concurso fortuito).
    Nuestro objetivo primordial dentro del concurso es evitar que se declare culpable, pues en este caso los administradores responden de las deudas sociales con su propio patrimonio.
    A efectos de evitar esta responsabilidad es necesario contar con el asesoramiento de abogados expertos de derecho concursal para evitar prácticas que conlleven dicha declaración de culpabilidad.
    Es muy importante ser consciente de los plazos que concede la Ley Concursal a los administradores sociales para solicitar el concurso: dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer el estado de insolvencia empresarial.
    Dentro del concurso también se podrán extinguir las relaciones laborales o a la venta de la unidad productiva, con las limitaciones que conlleva la legislación y la jurisprudencia en material laboral.

    ¿Necesitas que te asesoremos jurídicamente?

     Contacta con Jover Abogados y despreocúpate.