El Consejo de Ministros ha aprobado un Real decreto mediante el que se ha creado y regula la organización y del funcionamiento del nuevo Registro Central de Delincuentes Sexuales.

El objetivo de este registro es impedir que aquellas personas que han cometido algún tipo de delito sexual puedan acceder a determinadas profesiones en las que tengan un contacto habitual con menores de edad.

Los datos que se incluirán en este registro serán los de todas aquellas personas que hayan sido condenadas por sentencia firme dictadas, tanto en España como en el extranjero por delitos sexuales, trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

La información contenida en dicho registro no será de carácter público.

A partir de ahora, cualquier que quiera trabajar en una actividad que suponga algún tipo de contacto con menores, deberá presentar, ante el empleador, una certificación negativa que acredite que no está incluido en este registro.

Utilizamos cookies para asegurar que le ofrecemos la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si usted continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Ok